Bebidas energéticas: Alerta

El consumo descontrolado de las llamadas bebidas energéticas por los más jóvenes podría representar un serio problema de salud, ya que las bebidas energéticas contienen altos niveles de azúcar y cafeína. El alto contenido de estos dos rubros y su frecuente combinación con el alcohol, podrían ser un combo explosivo.

©Arsenii Palivoda/Getty Images a través de canva.com

“…Las denominadas bebidas energéticas contienen, de media, 32 mg de cafeína por cada 100 mililitros. Por tanto, la cafeína de una lata de 500 ml, un formato frecuente de venta, alcanza los 160 mg por lata, el equivalente a dos cafés expresos…”, reseña El Mundo.

“…´Pero hay que tener en cuenta que hay bastantes consumidores que, en una noche de videojuegos, un botellón o preparando exámenes, porque hay diferentes perfiles de consumo, van a ingerir varios envases de esta bebida, por lo que las cantidades que toman pueden ser superiores a las recomendaciones establecidas como seguras´…”, señala Carmen Rubio, profesora del Grupo interuniversitario de Toxicología Alimentaria y Ambiental de la Universidad de La Laguna y coordinadora del comité científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), con base a información recogida de la misma fuente.

Un altísimo porcentaje de jóvenes de entre 14 y 18 años han manifestado haber ingerido estas bebidas durante el último mes en España. El exceso en el consumo de estas bebidas podría generar insomnio crónico y aumento del peso corporal, afectando la vida y el rendimiento de las personas. Podrían además aparecer alteraciones, como palpitaciones, taquicardias y otros signos de estimulación cardiovascular.

¿Qué sucede si estas bebidas se mezclan con el alcohol?”…Distintos estudios han demostrado que esta mezcla enmascara la percepción de intoxicación etílica y produce una falsa sensación de seguridad que conduce a los jóvenes a consumir más alcohol y comportarse de forma temeraria…”

(con información de El Mundo)